Dificultad: Media
Objetivo: 
Conseguido
Más Información:
 https://www.fivecubes.es/five-cubes/1961-la-llamada/

El retorno a nuestro trabajo de investigación y resolución de enigmas nos lleva directas al Hospital Psiquiátrico Santa Dorotea, considerado una institución puntera y de gran renombre en su época, pero desde su misteriosa clausura en 1961 sus instalaciones han caído en el más absoluto olvido, a pesar de encontrarse en el mismísimo centro de la ciudad. Mucho investigamos antes de acudir, pero no se encuentran ni en la redes ni de forma física, documentación que explique quienes fueron sus pacientes, que clases de dolencias se trataban, qué métodos utilizaban, ni el por qué, de la noche a la mañana, todo quedó cerrado y oscurecido por un velo de misterio. Todo ello, no hacía más que abrirnos el apetito de la curiosidad.

Lo único que conseguimos averiguar es que una serie de crímenes atroces sucedieron entre esas paredes, y moviendo todos los hilos posibles, conseguimos un permiso para traspasar sus puertas y adentrarnos en la oscuridad y el misterio, para así dar a conocer la verdad de lo que allí ocurrió, otorgando paz a las supuestas víctimas y rostro a los supuestos culpables de tan macabras leyendas.

Sin más dilación, pasaré a contar lo que allí encontramos, dejando de lado ciertos detalles porque, como expertos en lo paranormal, hay ciertas cosas que no deben ser nombradas, no por que te aparezcan delante de un espejo y te atormenten, sino porque la mente humana posee una fragilidad que no queremos admitir, y que podrían llevar a la locura, al más valiente ser humano. Nada más entrar, sientes que la felicidad dejó de lado el hospital hace mucho tiempo, aunque dudamos que alguna vez la mas leve risa se escuchara entre sus muros. La frialdad y la penumbra del lugar, detallaban la viva imagen de cualquier película tematizada que pudieras ver en la comodidad de tu sofá. Un ambiente perfecto para quienes buscan que la sensación de escalofrío recorra su cuerpo, e imposible para todos lo que no resistan el polvo y la oscuridad.

Avanzando muy juntos para aprovechar la poca luz disponible, fuimos desmarañando la historia del lugar. Unas pruebas mentales enlazadas entre sí, que ponían a prueba la comunicación del grupo y la entereza de cada miembro del equipo. Aunque no muy elevados en número, en proporción a las dimensiones del espacio, los enigmas se mantenían acorde a la frialdad del lugar, dando claras evidencias de que nada bueno había sucedido para su cierre, y que las más oscuras investigaciones y ritos se habían llevado a cabo sin el consentimiento de las pobres almas encerradas en aquel lugar.

¿Lo vivido? Aquella investigación acabó siendo todo lo contrario de como comenzó. Al pisar por primera vez la recepción y según los primeros rastros encontrados, la trama tomó un sendero muy diferente al esperado al principio, llegando a descolocar al equipo, en alguna ocasión, y haciendo sufrir mucho al que tuvo que redactar el informe para nuestra agencia (aún hay partes del informe que parece un collage de otras incursiones). Pero no podemos decir que en su punto más macabro, la investigación no cumpliera con el cometido de nuestros superiores al enviarnos a aquel lugar.

Una amplia aunque no cómoda estancia te espera tras los muros del Hospital Psiquiátrico Santa Dorotea, así que respira profundamente, coge a tu equipo de valientes (máximo 4 para poder disfrutar mejor de la experiencia) y adéntrate en él. No temas a la oscuridad y deja que el misterio que esconde se revele ante vuestros ojos.

Puzzles
65.jpg
entretenido
Historia
75.jpg
Ambientación
65.jpg
Game Master
65.jpg