Dificultad: Media
Objetivo: 
Conseguido
Más Información:
https://lock-clock.com/es/game/party 

Tras dos cumpleaños loquísimos de dos escapistas del grupo, nos despertamos atrapados en un piso totalmente desconocido, con la cabeza como si los amigos del parchís estuvieran haciendo un concierto de heavy metal en ella, y muchos recuerdos difusos, ahhh! y muchas fotos movidas que nadie filtra y envía como si no hubiera un mañana a todos los grupos del WhatsApp.

¿Qué podía faltar? Unos vecinos histéricos llamando a la policía! Teníamos que salir de aquí cuando antes, para que no pasar el resto del día entre rejas. Lo que único que necesitamos era una buena ducha y un café muy cargado por favor, y como no, saber donde c*** nos encontrábamos.

Así que sin más dilación, nos podemos a buscar como locos pistas de donde estábamos. Aquello fue algo complicado teniendo en cuanta el desorden del lugar y que no sabíamos que habíamos mezclado para acabar aquí. En fin, afortunamente fuimos pasando de una pista a otra, esclareciendo poco a poco la situación. Con un poco de música, buena compañía y unas risas todo se soluciona.

Tanto la historia, como la experiencia, fueron sencillas de llevar, sin un hilo rebuscado basado, en una temática diferente en el mundo escapista. Un juego divertido y diferente, sin que tengas necesidad de grandes lógicas ni pruebas complicadas.

Es evidente que esta sala está orientada a un público muy concreto, y los escapistas experimentados echaran algunas cosas en falta, como una figura de Game Master inmersivo o giros inesperados en la trama.

En nuestra opinión, esta sala la recomendamos a grupos sin experiencia que quieran hacer un pinito escaper y pasar una hora divertida. Su buena situación y su temática divertida hacen que sea una buena actividad para cerrar una celebración.

Puzzles
65.jpg
entretenido
Historia
75.jpg
Ambientación
65.jpg
Game Master
65.jpg