Dificultad: Media
Objetivo: Conseguido (más o menos)
Más Información: http://kiwiescaperoom.com/

Tras un permiso, llegamos a las puertas del Penitenciario de Northwind un par de miembros del equipo y un par de voluntariosos familiares. Habíamos leído cosas de esta prisión y nos temíamos instalaciones de lo más básicas y entretenimiento aburrido (incluso para una prisión), pero los nuevos propietarios del Penitenciario son emprendedores, están en constante evolución, han hecho cambios y lo pasamos mejor de lo esperado durante nuestra condena.

Condena que parece poder acortarse ya que Luke, otro preso, ¡se ha fugado! Pero es un prófugo de lo más legal y nos ha dejado su plan de fuga para que lo usemos a discreción. ¡Allá vamos! Sin embargo, Luke es un poco graciosillo y ha escondido minuciosamente gran parte de lo que vamos a necesitar para escapar: tan minuciosamente, de hecho, que llegamos a pasar largos ratos revisando y volviendo a revisar recovecos y espacios pequeños. Esto nos llevó tanto tiempo de la condena, que más que presos parecíamos detectives rastreadores y terminamos tragándonos el orgullo y pidiendo ayuda a nuestros guardias.

Al llegar a un puzzle que acababan de estrenar en la sala (por lo que nos contaron los guardias), nos volvimos a atascar un buen rato e incluso tras pedir pista, se nos continuó haciendo muy cuesta arriba; pero por suerte tras darle duro al coco, conseguimos descifrarlo.

Al ser una sala básicamente lineal en la que nos fuimos atascando constantemente por no encontrar alguna pieza o pista, terminamos perdiendo muchísimo tiempo y llegamos tan justos a la última sala, que se nos concedieron unos minutos extras porque la policía se había retrasado. ¡Así va el país! Conseguimos escapar gracias a ello, aunque con un sabor agridulce.

Personalmente, disfrutamos más cuando la dificultad de la sala viene dada más por la cantidad e ingenio de los puzzles que por la dificultad de localizar la gran mayoría de objetos; pero como siempre, esto es cuestión de gustos. Lo que sí podemos destacar es la motivación de los Game Masters, que de bien seguro habrán seguido mejorando la cárcel.

Puzzles
65.jpg
entretenido
Historia
Ambientación
65.jpg
Game Master
65.jpg

title287295710.png