Dificultad: Media
Objetivo: Conseguido
Más Información: thehouseofwhispers.com

Olivia Farmer era una reputada y controvertida guionista americana que llegó a la Barcelona de posguerra con el encargo de escribir un guión para una teleserie americana. Se instaló en la ciudad con su hijo pequeño en un momento tan deprimente como su pasado: un matrimonio fallido, la muerte de su primer hijo en extrañas circunstancias, y una temporada interna en un siniestro psiquiátrico por sus delirios acerca de una presencia maléfica que hurdía todas sus desgracias. Olivia nunca envió el guión, dejó de contestar las cartas de la productora, y se desvaneció junto con su hijo por completo. De ahí nuestro viaje, una fría y lluviosa tarde, y el encargo de tratar de desentrañar el misterio

Volvemos a enfrentarnos a lo sobrenatural, a los susurros escalofriantes, a objetos que se mueven, a la sensación de que algo maligno se agazapa en las sombras, y en definitiva a la aterradora oscuridad de una casa encantada en este nuevo House of Whispers.

Como novedades respecto al House of Whispers original que cerró sus puertas hace algunos meses, nos encontramos con una historia más detallada, una casa más grande, y una concepción quizá más enfocada en superar las pruebas que en mantener la cordura. Como contrapartida, en nuestra opinión se ha perdido una parte de la oscuridad que reinaba en aquella primera sala y la sensación de miedo en crudo y casi palpable que parecía emanar de sus paredes. En cualquier caso, en este escape vamos a pasar miedo y a experimentar los caprichos de una casa encantada que durante una hora va a jugar con nosotros tratando de evitar que volvamos a salir de ella con vida.

En sus habitaciones encontraremos muchas pruebas y muy variadas, algunas realmente originales, y en general todas muy asequibles donde es el factor miedo el encargado de embotar los sentidos y frenar la mente todo ello con una ambientación adecuada, con muchos detalles, aunque sin llegar a destacar especialmente.

En cuanto al papel del Game Master, en un escape de terror es especialmente vital porque de él depende que la experiencia sea aterradora, y aunque nuestra Game Master estuvo muy bien y nos puso los pelos de punta en muchas ocasiones, no pudimos evitar una cierta sensación de que la casa más bien parecía estar guiándonos por las habitaciones para resolver las pruebas, lo que hacía que la sensación de miedo se perdiera con facilidad. Quizá el problema de las comparaciones es que el listón del primer House of Whispers quedó muy alto, pero aunque nuestro equipo es muy novel en el género y aún no estamos curados de espantos, se antoja que algo del primero le está faltando a este segundo escape.

En definitiva, un escape room de terror quizá algo descafeinado, pero precisamente por ello muy indicado para cualquier grupo que quiera iniciarse en el género del terror; con una dificultad asequible, unas pruebas muy originales, una buena ambientación, y algo siniestro que está esperando entre las sombras. ¿Os atreveréis?

Puzzles
73.jpg
genial
Historia
81.jpg
Ambientación
73.jpg
Game Master
652.jpg

whispers_polaroid