Dificultad: Media
Objetivo: Conseguido
Más Información:  http://www.tolokroomescape.com/

Los Mayas tenían una gran variedad de deidades, entidades sobrenaturales y poderes sagrados, todos ellos ligados a la astronomía y la cosmovisión. El movimiento de los cuerpos celestes, daban vida a la importancia de cada deidad, que se podía manifestar sobre las cuatro direcciones cardinales.

Látigo en mano y cincel y martillo en ristre, nos adentramos en las profundidades de un antiguo templo maya para lograr escapar con el ídolo perdido de Tolok, antes de quedar encerrados, o peor, malditos. Nuestra única opción era sacar nuestro espíritu aventurero y todo el valor que pudiéramos reunir para salir airosos de la misión.

Nuevamente, como ya vimos en Barum Dum, la ambientación está muy cuidada y el equipo intenta que el entorno que te rodea sea capaz de sumergirte en la historia y sacar al aventurero que llevas dentro. Aunque, en nuestra opinión, y teniendo en cuenta lo que han hecho con Barum Dum, se le podría dar una vuelta y y actualizarla con los nuevos efectos y detalles que se están viendo en las salas de nueva creación.

Los puzzles son originales y se apoyan en la ambientación para plantear su resolución, lo que te obliga a mirarlo y a tocarlo todo, algo que personalmente nos encanta, ya que somos de los que les gusta deleitarse con el entorno. Es un juego lineal, en el que es imprescindible la comunicación y el trabajo coordinado para que todo el equipo disfrute de los enigmas que se plantean.

Nuestro equipo se consiguió meter en el podium de tiempos, quedándonos en la quinta posición, al resolver el juego en 35 minutos.

Lo recomendamos para grupos pequeños y para aquellos novatos que quieran introducirse por la puerta grande en el mundo escaper, ya que no tendrás que enfrentarte con una gran cantidad de candados, pero sí preparar tus sentidos para futuros retos.

Puzzles
65.jpg
entretenido
Historia
75.jpg
Ambientación
65.jpg
Game Master
65.jpg

tolok